#Proyecto MSC: Maite Romero-Quekuki Portabebés

"Decidí confeccionar una bandolera y un mei tai para seguir disfrutando de llevar a Valentina pegada a mi pecho, y a raíz de eso, varias conocidas me propusieron que les confeccionara un portabebés para que también ellas pudieran llevar a sus pequeñas. A partir de ahí nació QueKuKi" 

Maite Romero


Uno de los grandes momentos de la maternidad es la lactancia, y con ella el descubrimiento del Porteo. Maite Romero ha hecho posible unir su amor al porteo y poder transmitirle eso mismo a muchas familiar mediante sus exclusivos portabebés.

Ella es una MumSlowCreative, y mediante esta entrevista podrás conocerla a ella y su lindo trabajo.

Aqui va: ¡En pocas palabras!


¿Cómo te definirías? 
Trabajadora

¿Qué cosas de ti crees que han cambiado desde que eres madre? 
La forma de concebir la vida

Profesión:
Pedagoga

Hijos:
Dos princesas

Un libro relacionado con la maternidad, crianza, o lactancia:
Un regalo para toda la vida (Carlos Gonzalez)

Película:
Ghost (soy una romáaaaatica)

Tu pasión:
Mi familia y el porteo (dos pasiones)

Un momento valioso en estos años de maternidad:
Los ratos de juegos y risas que pasamos en familia.

Lo que más te ha costado llevar durante la maternidad:
Organización para atender niñas, pareja, trabajo, casa.

¿Crees que la conciliación es posible?
Cuesta mucho, pero estamos en ello.

Un sueño:
Conseguir que muchas familias vivan la maravillosa experiencia de llevar a sus hijos bien cerquita.

Los inicios del Porteo. Primera jornada de senderismo familiar: Valentina en bandolera, y Matilde andando. 


¿Qué es Quekuki?

QueKuKi surge como respuesta a la necesidad de hacer que otras familias puedan experimentar el porteo como una práctica única para establecer unos lazos aún más estrechos con sus bebés y sus niños. 

Se trata de poner al alcance de las familias herramientas que les permitan “Vivir momentos únicos con sus bebés”, herramientas confeccionadas con toda la ilusión y amor de una madre que ya ha experimentado el maravilloso mundo del porteo y que quiere que otras familias tengan la oportunidad de disfrutar de una forma especial del contacto con sus bebés.

¿En que momento de tu maternidad surgió la idea?

Por casualidad descubrí los portabebés ergonómicos, y empecé a portear con un fular elástico. Para mí la práctica del porteo supuso una gran ayuda para mi vida diaria: podía seguir haciendo casi todas las tareas sin tener que dejar desatendida a mi hija, que siempre ha querido estar en brazos de mamá. Además me permitía dar el pecho de una forma muy discreta, siendo un gran aliado para el establecimiento de la LACTANCIA materna.

La vida de estos portabebés es corta, pues su característica de elasticidad hace que cuando el bebé va cogiendo peso, la tela ceda; así que dado mi gusto por la costura, decidí confeccionar una bandolera y un mei tai para seguir disfrutando de llevar a Valentina pegada a mi pecho, y a raíz de eso, varias conocidas me propusieron que les confeccionara un portabebés para que también ellas pudieran llevar a sus pequeñas. A partir de ahí nació QueKuKi.


¿Como son los portabebés Quekuki?

Uno de las tareas que más tiempo nos lleva en QueKuKi es la búsqueda de proveedores que nos ofrezcan telas con estampados que tengan un “algo” especial.

Últimamente hemos visto la necesidad de confeccionar portabebés con telas más discretas, más clásicas, dirigidos a un público con gustos más sobrios. Es importante confeccionar portabebés variados para que todas las familias encuentren la bandolera o el mei tai que le permita disfrutar del contacto con su pequeño.

Confección con anillas especiales para porteo que soportan hasta 150 kilos y refuerzo de costuras para conseguir un portabebé seguro son algunas de las características de nuestros trapitos QueKuKi.


¿Crees que hay una relación entre la maternidad, la creatividad?

Creo que la maternidad te hace vivir la vida de otra manera, desde otro punto de vista, y eso, indudablemente, puede influir en el desarrollo de la creatividad.


¿Cuánto tiempo trabajaste en este proyecto antes de lanzarte? 

Desde la confección de mis primeros portabebés hasta la puesta de largo de QueKuKi en las Jornadas Islámicas de Almonaster la Real (Huelva) pasaron diez meses. Es cierto que todavía nos queda trabajo por hacer y muchas cosas por mejorar, pero de momento estamos disfrutando ayudando a muchas familias a vivir la maternidad/paternidad de una forma diferente y para muchos desconocida hasta el momento. 

Para ello estamos realizando asesoramiento a familias en el uso de portabebés, organizamos charlas sobre porteo, hemos asistido a clases maternales para hablar de las posibilidades que nos aporta el porteo para facilitar la lactancia y dar una pronta respuesta a las necesidades de los más pequeños…
Nos queda ultimar nuestra web-blog, que esperamos esté funcionando a lo largo del primer trimestre de 2015.

¡Como se trabaja en Quekuki!, Hasta el último detalle hecho por ella misma

¿Quién ha sido tu gran apoyo en todo este proceso?

QueKuKi ha nacido, sin duda, gracias al apoyo de mi marido, Neftalí, y de mi madre, Jacinta.
Mi marido es el primero que ha mostrado un gran entusiasmo por el proyecto, y siempre está ahí, echando una mano con los diseños, proponiendo actividades, participando en los diferentes mercados artesanales a los que hemos acudido…

Y mi madre… una aficionada a la costura de la que he aprendido casi todo lo que se y la que, a menudo, me echa una mano en la confección de los trapitos QueKuKi que servirán para que los bebés estén más felices en los brazos de sus papás.

¿Tenías conocimientos previos sobre blog, páginas web, o publicidad antes de iniciar tu negocio?

Los conocimientos sobre esos temas han llegado a posteriori (aunque reconozco que debería haberlos trabajado con anterioridad). A mi lo que me interesaba era ofrecer cuanto antes a las familias la experiencia del porteo a través de nuestros portabebés, y en eso trabajamos en un principio, en proporcionar esa experiencia primero al entorno más cercano.

Ahora estamos en otra fase con el tema del blog y la web, así como del marketing. Cada cosa tiene su tiempo.

Como emprendedora y mujer MSC, ¿Qué pasos dirías que son importantes al iniciar un negocio ya sea online o físico?

Lo fundamental es dedicarte a algo que te apasione, algo que te quite el sueño, algo en lo que no puedas dejar de pensar. A veces cuesta trabajo encontrar ese “algo”, pero si no ponemos la pasión en el negocio, será un fracaso seguro.

Y, por supuesto, la formación en redes sociales, blog, páginas web, marketing… son fundamentales para hacer que el negocio (aunque sea físico), llegue a un mayor potencial de clientes.

¿Qué consejos les darías a todas las madres de la comunidad MSC que se encuentran ahora mismo imaginando, moldeando o trabajando en ese sueño, en esa idea que surgió durante la maternidad?

Que se entusiasmen con su idea de negocio y que se formen. Hay instituciones y organismos públicos (no muchos, pero hay que dar con ellos) que realmente están preocupados por el tema del emprendimiento y te ofrecen apoyo y una formación de calidad que te ayuda a dar los primeros pasos.

Pero hay que ser muy consciente de que la gente te habla del emprendimiento como algo sencillo y fácil, pero la realidad es otra a la que uno se imagina. Pasan meses y hasta años hasta que el negocio va sobre ruedas, y esto quiere decir no que vayamos a vivir muy holgadamente de nuestro negocio, si no que se va a convertir en una forma de conseguir un suelo básico que nos ayude a la economía familiar.

Mucho ánimo y fuerza. Nosotras podemos!!!!!.


Maite con su peque, y con su bandolera de hermosos y originales estampados

Si quieres conocer más a Maite y a Quekuki, visita su página en Facebook Quekuki y verás las hermosas telas con las que trabajan, y todos los demás productos de Quekuki.

Espero que te haya gustado la entrevista, y que te hayas quedado con los mensajes de Maite

#ProyectoMSC





0 comentarios:

Publicar un comentario

Blogger templates

 

Google Friend

Datos personales

Mi foto

Quiero darte a conocer, a través de esa conexión que tienes con tu bebe y contigo misma, la fuerza que tienes y que te puede llevar a grandes cosas; darte el impulso que necesitas para conseguir o por lo menos iniciar ese sueño, esa idea, ese proyecto que ha nacido como por arte de magia justo después de haber experimentado el nacimiento de tu bebe